Search

Coca de llanda

Esta es una de las recetas más típicas y tradicionales de la cocina valenciana. La coca de llanda ha sido merienda y desayuno de los niños valencianos desde hace muchos años. Debe su nombre al recipiente donde se prepara, que suele ser una ‘llanda’ (lata), de forma rectangular. Esta es la típica coca que las abuelas preparan a sus nietos y que deja un inconfundible olor en la cocina y toda la casa a limón y canela. Una delicia, que queda tierna y esponjosa gracias a las gaseosas, y gusta tanto a niños como a mayores.

Ingredientes:

-3 huevos

-250 ml de leche

-125 ml de aceite de girasol

-150 gr de azúcar

-250 gr de harina

-la ralladura de 1 limón

-4 gaseosas o limonadas, dos sobres azules y dos blancos

 

Preparación:

En un bol mezcla bien la harina, el azúcar, la ralladura de limón, las gaseosas, la yemas de los tres huevos, la leche y el aceite. Mezclar hasta que todo esté bien integrado.

En otro recipiente montar las claras de los tres huevos a punto de nieve y unirlas con cuidado a la mezcla anterior para evitar que se bajen las claras. Una vez mezclado todo, verterlo en una bandeja forrada de papel de hornear y espolvorear por encima con una mezcla de azúcar y canela.

Hornear en horno precalentado durante 25-30 minutos.

 

Es una receta muy sencilla, ideal para las meriendas de los niños, con ingredientes muy económicos y fáciles de encontrar en cualquier supermercado. ¿Te animas a probarla? Os encantará…