Search

Bonificaciones para madres autónomas

El Gobierno ha aprobado hace unos meses un nuevo paquete de medidas dirigidas a los padres autónomos. En concreto, se trata de una nueva bonificación para facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar de padres freelance. Hasta ese momento, las madres autónomas tenían derecho a una baja maternal durante las 16 primeras semanas desde el nacimiento de su hijo, cobrando el cien por cien de la base de cotización, siendo 884,40€ la mínima. Además, podían optar a una bonificación en el IRPF de 1.200€.

La nueva medida pretende ayudar a los padres autónomos a conciliar su vida familiar y laboral mediante la reducción de la jornada laboral a la mitad. De esta forma, el trabajador autónomo tendría que contratar a una persona, con lo que se estaría fomentando la contratación y en consecuencia la creación de empleo. 

Para lograr esta contratación, el gobierno bonifica el 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes durante 12 meses a los freelance que soliciten esta medida si se encuentran en alguna de estas situaciones:

  • Si la madre o padre autónomo tiene un hijo menor de 7 años. Aunque el hijo cumpla los 7 años durante los 12 meses de bonificación, esta no se perdería y se podrá disponer de esta.
  • Si la madre o padre autónomo tiene un familiar de hasta 2º grado en situación de dependencia.
  • Esta medida sólo se podrá solicitar una vez para el mismo hijo. No obstante, sí se podrá solicitar en caso de tener otro hijo menor de 7 años o por otro familiar.

El cálculo de la bonificación se hace según la media de las bases de cotización de los 12 meses anteriores en los que al autónomo haya estado dada de alta. Si es un autónomo reciente, es decir, si lleva menos de 12 meses dado de alta, se tienen en cuenta los meses que lleve en este régimen.

Los padres autónomos que decidan acogerse a esta nueva medida, tienen que cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar dado de alta en el RETA, el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por cuenta ajena o autónomos.
  • El contrato con el trabajador debe durar al menos los 12 meses que tiene validez la bonificación.
  • En caso de que el contrato sea a jornada parcial, deberá ser al menos por el 50% de la jornada.
  • El padre o madre autónomo al finalizar la contratación deberá seguir dado de alta en el RETA durante 6 meses después.
  • Para poder beneficiarse de esta bonificación, no debe haber personal contratado en el momento de iniciarse la bonificación, ni tampoco los 12 meses anteriores. No se tendrá en cuenta si se contrató a un trabajador con un contrato de interinidad para la sustitución del autónomo durante la maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural.

La duración del contrato del trabajador será de al menos tres meses desde el comienzo de la bonificación, sin embargo, los 12 meses en los que tiene que haber un trabajador contratado no es necesario que sea siempre el mismo. Eso sí, será necesario que entre un nuevo trabajador en los siguientes 30 días para poder seguir contando con la ayuda.