Search

Polos caseros de frutas

En los días de calor no hay mejor merienda para los niños que un polo hecho en casa. Con frutas naturales, zumos, leche, yogur, etc. Hay muchas variedades y son deliciosos y sanos. Te dejamos aquí algunas propuestas para que te animes a prepararlos. 

Polos de fresa y plátano

Un sabor clásico con tan sólo 3 ingredientes, todos ellos naturales. Mezcla en un bol un plátano maduro a trozos, diez o doce fresas cortadas por la mitad y 120 ml de zumo de piña o naranja. Bate la mezcla con una batidora y viértela en los moldes de polo. Coloca un palito de madera en cada molde y congélalos surante toda la noche, almenos de 6 a 8 horas. Para sacar los polos con más facilidad puedes poner los moldes bajo el chorro del grifo con agua tibia.

Polos de piña y mango

En primer lugar pela y trocea un mango y media piña, y congélalos durante unas horas. A continuación colócalos en un bol con 400ml. de zumo de piña y tritúralo todo bien, hasta obtener una mezcla homogénea.

Viértela en los moldes, coloca un palito en cada uno y mete los polos en el congelador durante al menos 6 horas antes de disfrutarlos. ¡Una delicia tropical!

Polos de sandía y kiwi

Primero, retira la corteza de media sandía, córtala en cubos y quítale las semillas. A continuación lícuala o tritúrala con una batidora y vierte el zumo de sandía sobre los moldes, hasta llenar dos terceras partes de cada uno. Coloca un palito en cada molde y congélalos hasta que estén duros (unas dos horas).

Mientras tanto, pela y corta tres kiwis en rodajas, colócalas en la licuadora y tritúralas. Si quieres puedes añadir 3-4 cucharadas de azúcar, en función de tus gustos.

Polos de yogur y fresa

Si en casa sois fans del petit suisse, te encantará esta variedad. Mezcla en un bol 500gr. de fresas lavadas, sin hojas y troceadas, 250gr. de yogur griego, 50gr. de miel y una cucharada de zumo de limón. Pásalo por la batidora hasta que esté suave y viértelo sobre los moldes. Coloca los palitos y refrigéralo durante al menos 4 ó 5 horas.