Search

Entrevista a Lydia Vives, creadora del proyecto 1motivomilrazones

 Lydia Vives, estudiante de Magisterio Infantil y madre de cuatro niños, Martina, Mateo, Gonzalo e Irene. Mateo su “happy man” fue diagnosticado, con tan solo un mes de vida, de Leucemia y tras 8 meses de dura lucha falleció. Lydia y su marido, tras pasar por este momento tan duro en sus vidas, crean el proyecto 1motivomilrazones para poder ayudar a las familias que están pasando por el duro proceso de luchar contra la Leucemia Infantil.

 

¿Qué ha significado para ti la maternidad?

La maternidad para mí significa y ha significado ternura, amor, paciencia, preocupación, alegrías… y así muchísimos sentimientos más. Pero sobre todo, la maternidad me ha enseñado a ser persona, a ser mujer y a saber amar, entregarme completamente hacia mis hijos con amor. Creo que la maternidad define muy bien lo que es el amor verdadero, porque lo damos todo sin esperar nada a cambio. Bueno sí que esperamos algo, su bienestar, su cariño, su mejor versión de sí mismo, es nuestra responsabilidad paternal. Pero veo que la maternidad es la mejor entrega que pueda existir.

 

¿Qué actividades te gusta hacer en tu tiempo libre con tus hijos?

¡Jugar, jugar y estar con ellos! Tenemos la costumbre de pedir a los Reyes Magos juegos para toda la familia. Tanto Rubén como yo vemos que es importantísimo estar en familia, jugar tranquilamente, reír juntos, e incluso enfadarnos y reconciliarnos…

Cuando exprimimos zumos juntos, hacemos la masa de la pizza juntos o jugamos juntos ¡disfrutamos muchísimo! Creo que no hace falta hacer grandes cosas para disfrutar de tus hijos y que nuestros hijos disfruten.

 

¿Cómo salisteis adelante tras comunicaros la enfermedad de vuestro hijo?

Sinceramente, ahora miro hacia atrás y yo también me hago la misma pregunta, ¿cómo salimos adelante? Creo que es por todo lo que he dicho anteriormente, porque nos une el amor de unos padres hacia su hijo. Creo que este amor puede con todo. Con los miedos que tuvimos y tenemos, con la incertidumbre que no nos dejaba respirar, con lo desconocido, empezar todo el proceso sin saber a lo que íbamos fue muy difícil, creo que la mente es poderosa, creo que la mente nos engaña… Veo que vivimos engañados en nuestros pensamientos, en el qué pasará y en que va a pasar algo seguro. Y así vivimos pensando en una realidad que no existe y que después cuando la vivimos, la ficción supera a la realidad. En nuestro caso, Mateo fue un héroe, hacía que todo fuera muchísimo más sencillo de lo que era. Somos consciente de que todo era complicado, tenía tan solo 1 mes de vida cuando empezó a luchar y os aseguro que lo que viví con él fue duro, durísimo. Fue como una espada atravesada en mi pecho. Pero Mateo con su sonrisa y su fuerza hacía que todo fuera más llevadero y por eso es un héroe.

 

 

Qué dirías a otras mamás que están viviendo una situación similar a la que tú viviste.

No soy una persona a la que le guste dar consejos, sobre todo en una situación como la que hemos vivido… porque pienso que cada padre y madre conoce muy bien a sus hijos y sabe lo que necesitan… Creo que sería justo eso, decirles que confíen en ellos mismos y que escuchen a su corazón y a su razón. Que tu hijo o tu hija es la persona que te va a enseñar a amar sin límites. Y sobre todo, ¡que vivan al día porque cada día es único!

 

Podrías contarnos en qué consiste el proyecto 1motivomilrazones.

El proyecto 1motivomilrazones nació con la esperanza de poder acabar con la leucemia. Al morir nuestro hijo sentíamos que no podíamos mirar hacia otro lado y hacer como si no hubiera pasado nada. Tanto Rubén, mi marido, como yo sentíamos algo en nuestro interior que teníamos que hacer realidad. 1motivo es Mateo, nuestro motivo por el cual estamos en este proyecto. Milrazones es por los aproximadamente mil niños al año diagnosticados de cáncer en España.

Mientras estuvimos en el hospital con Mateo, los ratitos que él dormía yo aprovechaba para escribir un cuento sobre Mateo y la leucemia. De una forma fantasiosa, escribí el cuento dirigido a los más pequeños, un cuento infantil para explicar la leucemia. Queremos sacar este proyecto adelante, El cuento de Mateo, y por eso surgió 1motivomilrazones. Además con 1motivomilrazones estamos colaborando en la lucha de la cura para la Leucemia con la Fundación Josep Carreras con nuestros productos de Happy Man.

 

¿Por qué Happy Man?

En honor a Mateo porque así lo llamábamos. ¡Es nuestro Happy Man! Nuestro superhéroe feliz porque a pesar de todo lo que sufría nunca dejó de perder su sonrisa. Los niños son muy sensibles y saben muy bien diferenciar entre lo que no les gusta o les hace daño a lo que les da placer o les hace sentir bien. Mateo a pesar de ello, siempre sonreía y le llamábamos así, ¡Happy Man!

 

¿Qué relación tenéis con la Fundación Josep Carreras?

Elegimos aportar nuestro granito de arena a la Fundación Josep Carreras porque es la Fundación que más presente estuvo en todo el proceso de protocolo que vivió Mateo. Las transfusiones, las plaquetas, la donación de médula, todo venía de la Fundación Josep Carreras. Además, investigan para terminar con la enfermedad y estamos seguros de que algún día la Leucemia se curará.

 

Ahora que eres una persona influyente en las Redes, ¿cómo crees que afecta esto en la lucha contra la Leucemia?

Espero que afecte de forma positiva y que sea constructivo. Que la gente pueda concienciarse de la importancia de donar médula, de donar plaquetas y sangre. No solo para la leucemia, sino para tantísimas enfermedades que necesitan de un donante.

Y sobre todo, espero que algún día consigamos terminar con esta enfermedad. Que exista una cura o no depende de la investigación y que se investigue o no depende de nuestra implicación.

 

¿Cómo afectan las Redes Sociales a tu vida personal y profesional?

Más que afectar yo diría beneficiar… porque como he dicho en varias ocasiones, es un pilar fundamental para mí. ¡Cuando me llegan mensajes de cariño y apoyo me llenan de fuerza!

Siempre digo que mi Mateito es el que nos sostiene, pero Instagram me ha hecho aterrizar, sacar todo lo que tengo en mi cabeza y recapacitar… Cuando me llegan mensajes de papás y mamás que han sufrido o están sufriendo con sus hijos me ayuda muchísimo compartir con ellos todo lo que hemos vivido Rubén y yo junto a Mateo.

Nuestra vida es agridulce, porque tiene mucha parte dulce pero también parte amarga. La muerte de un hijo duele demasiado y sabemos que vamos a vivir con este dolor para siempre… Y ahora estamos aprendiendo a vivir con ello… Mateo ha hecho que aterricemos. Dando sentido a nuestra vida, porque sabemos que algún día volveremos a encontrarnos y será para siempre. Estamos de paso en la vida y nuestro hijo nos ha enseñado a vivir al día la vida real.

 

¿Qué proyectos futuros y a corto plazo tenéis en marcha?

Además del cuento ilustrado, de momento vamos a seguir con esta lucha. Sentimos que es nuestro legado, poder colaborar con el fin de la Leucemia. Seguir teniendo a Mateo presente porque mientras su recuerdo viva, el vivirá para siempre. Y sé que Happy Man va a ser grande, como ya lo ha sido y es para mí.