Quitar el pañal: Consejos prácticos.

Quitar el pañal: Consejos prácticos.

Quitar el pañal: Consejos prácticos.

Uno de los momentos cruciales en el desarrollo de un niño es cuando deja de usar el pañal.

El momento de quitar el pañal a nuestro bebé es importante por la libertad e independencia que va a sentir y porque deja de ser bebé. En Agendadeisa no somos expertas en estos temas, somos un equipo de madres con años de experiencia y queremos compartírtela.

El proceso de acabar con el uso del pañal lleva su tiempo y su dedicación. Existen distintos métodos para realizar esta tarea y todos tienen en común la constancia y la paciencia. Por lo general, los niños superan este proceso sin traumas. Y siendo prácticas, lo peor que puede pasar es que debamos limpiar de más y lo mejor es que ¡dejamos de usarlos!

Es importante no presionarles y ofrecerles el tiempo que necesiten para adaptarse. Cada niño es diferente y aprenden a un ritmo personalizado.

¿Cuándo está preparado?

Normalmente a partir de los dos años los bebés empiezan a tener más desarrollados los músculos de vejiga y esfínter, este desarrollo fisiológico es fundamental para poder controlárselos. Tanto el niño como quien vaya a encargarse de acompañarle, los padres o tutores, hemos de estar preparados para quitar el pañal. No es un reto de un día.

Aunque la edad no tiene que ir a la par con la maduración de cada bebé, en España cuando empiezan el curso con 3 años en el colegio ya no dejan a los niños que vayan con pañal. Por eso el verano previo a ese curso suele ser ideal. El verano en sí es una buena época porque van más ligeros de ropa, hace calor y estamos más con ellos. Sin embargo cualquier época del año puede ser buena y ante las primeras muestras de independencia, es nuestro deber propiciar el contexto para que lo logre por sí mismo.

Los tiempos y el entorno.

Cuando nos planteamos adaptar al peque a dejar el pañal, hemos de asumir que no es un periodo exacto, puede ser un proceso corto, de unos días o semanas, y puede ser un proceso largo. Lo iremos descubriendo, con paciencia, sin agobios ni presiones.

Lo normal es que al empezar haya escapes, por eso el verano es buena época para enseñarles. El objetivo es motivar para que nos avise cuando tiene ganas de hacer caca o pipí, que llegue hasta el orinal, y sea capaz de hacer allí.

Es fundamental explicarles cuáles son las herramientas que va a usar sin el pañal. Es todo nuevo. Nuestro váter no es lo más cómodo, sin embargo, con un adaptador y un taburete se soluciona fácilmente. El orinal, al estar en el suelo también es muy cómodo para ellos, y así pueden estar tranquilos ahí sentados viendo lo que sucede. Así se van sintiendo independientes. Y tener los dos para poder usarlos en distintos lugares de la casa y que estén a mano, ¡facilita mucho el proceso de quitar el pañal! porque a veces no aguantan hasta llegar al baño.

La caca y la noche.

Si el niño tiene una hora habitual, es el mejor momento para animarlo a que pruebre a hacer caca en el orinal, celebrando si lo consigue. Y si no lo consigue, preguntarle si quiere hacerla en el pañal. Si tu peque tiende al estreñimiento, mucha dieta con fibra durante estos días. El control del esfínter puede suponer más problemas debido al estreñimiento. Cuando un niño es privado de su pañal sin estar preparado para hacer caca fuera de él, puede no hacer, si pasa días sin que haga… puede dolerle.

Las noches hay que llevarlas con naturalidad también. Controlar el pipí de noche no depende de él. Si ya controla el pipí de día y apreciáis que se levanta con él seco durante cuatro mañanas seguidas, ahí sí podéis probar a quitar el pañal. Se considera normal que un niño no controle de noche hasta los 5 años. Puedes comprar un par de fundas impermeables o protectores de celulosa para la orina, así el colchón se mantiene siempre limpio, y lo demás va todo a la lavadora. Un par para tener cambio. Si se duerme en el sofá o en el carrito, los empapadores que venden en los supermercados son muy prácticos y casi no ocupan espacio.

Consejos prácticos para quitar el pañal.

  • No lo ha hecho nunca, está aprendiendo un nuevo método.
  • Que te acompañe a comprar el orinal. ¡El peque elige y es suyo!
  • También el adaptador
  • Tenerlos a mano para ofrecérselos cuando les veamos inquietos.
  • Que te acompañe al baño, a ti y a toda la familia. De esta manera ven que todos lo hacemos de una manera normal y natural.
  • Hay vídeos musicales en youtube y un montón de libros para leerles varias veces. La repetición es fundamental, si puede ser divertida, mejor.
  • Enséñale a oír las señales de su cuerpo preguntándole si tiene pipí o caca.
  • Si has observado cuando solía empapar el pañal o hacer una cacota, prueba a sentarle en esas horas en su orinal.
  • También después de las comidas, y sólo el tiempo que veas que aguanta. Si no hay éxito, a la próxima.
  • Pregúntale cada 3 horas si necesita orinar o defecar
  • Alégrate y hazle un baile cuando lo haya logrado.
  • Intenta no dramatizar ni regañar con los escapes. Está aprendiendo. Recuérdale dónde se hace, que te puede avisar, que le ayudas encantada y que colabore cambiándose la ropa.
quitar pañal
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

TE RECOMENDAMOS

¡Luego te lo canto! en Sala Matisse

¡Luego te lo canto!, un espectáculo de Le Petit Matisse ¡Luego te lo canto! en Sala Matisse son pequeños encuentros musicales donde historias poéticas, oníricas