Search

Motivar a nuestros hijos para rendir mejor

La motivación es una de las armas más importantes para alcanzar el éxito personal. Por ello, es muy importante motivar desde muy pequeños a nuestros hijos para rendir mejor.

Si los niños están motivados siempre darán lo mejor de sí mismos y disfrutarán del proceso de aprendizaje. Como padres debemos educarles en el esfuerzo y motivarlos porque así se esforzarán mucho más y afrontarán los problemas de orma diferente.

Cómo motivar a nuestros hijos

Expectativas adecuadas

En primer lugar, es importante fijar las expectativas adecuadas y acordes a cada niño. Los niños son muy conscientes de cómo los padres los perciben y, muchas veces, ajustan sus expectativas según lo que piensen los padres. Por ello, si esperas que tu hijo triunfe, es muy posible que su motivación y probabilidades de éxito sean mucho mayores. Si tus expectativas son bajas, es muy probable que no consiga los resultados esperados.

Ayúdale a fijarse metas

Los niños deben fijarse metas propias y nosotros como padres debemos ayudarles. Estas metas harán que estén mucho más motivados. Una buena idea es escribir en papel o en un mural estas metas y tenerlas visibles en su habitación para tenerlas presentes todos los días y que no caigan en el olvido. Lo más imprtante es valorar cada cierto tiempo el progreso con ellos y ver si están llegando a conseguirlas o no.

El colegio es importante

Como padres debemos actuar a la par con los profesores y muchas veces pedir consejo. Es muy importante que participemos en las actividades que propone el colegio y así demostrar a nuestros hijos que el colegio también nos importa a nosotros. También debemos mostrar una actitud positiva en los debres haciéndoles sentir que son interesantes y todo lo que pueden enseñarles. 

En casa es muy importante que los niños dispongan de un lugar adecuado para realzar los deberes y estudiar. Como padres debemos conocer los deberes y saber cuándo son los exámenes de nuestros hijos para ayudarles a planificarse y presatrles ayuda cuando la necesiten. También debemos enseñarles que el aprendizaje es algo divertido y no solo una obligación.

Lenguaje positivo

Ultiliza palabras positivas con tu hijo porque eso hará que se sienta mucho más motivado. Si los resultados no son los esperados no utilices un lenguaje nef¡gativo, todo lo contrario, anímale para que la próxima vez todo salga mejor.

 

Fomenta la fortaleza en su hijo

Un niño fuerte es un niño mucho más motivado y por ello los padres debemos promover esa fortaleza. Un niño fuerte resolverá mejor los problemas y será consciente de que para aprender se deben cometer errores. Para fortalecerlo debes ponerte en su lugar y ver las cosas desde su punto de vista para explicarle que hay varias opciones y no una solo salida. Otro punto fuerte para fortalecerlo es celebrar sus éxitos y fomenatr sus talentos y sus intereses.

Los padres capaces de motivar a sus hijos consiguen que estos tengan mejores rendimientos en el colegio y en la vida.