Search

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Con la llegada del calor aumentan las probabilidades de picaduras de insectos que producen a menudo dolor o picazón debido a las sustancias que éstos inyectan en la piel. La mayoría de estas picaduras pueden tratarse con remedios caseros, con productos que seguro encuentras con facilidad en tu casa. Te proponemos algunos remedios caseros para las picaduras más comunes.

Para picaduras de abeja puedes emplear hojas de plátano, machaca unas cuantas y frota la picadura con el jugo que sueltan. También resulta muy útil aplicar vinagre, si la picadura es de avispa, apenas se sienta; o una solución de bicarbonato de sodio disuelto en agua, si la picadura es de abeja. Se puede aplicar con un algodón y después tapar con una tirita. Otra opción para las picaduras de avispa es frotar el área afectada con un ajo o una cebolla partidos por la mitad.

 

Remedios caseros para las picaduras

Para picaduras de otros insectos puedes emplear vinagre de manzana para aliviar el dolor y la picazón. También la papaya tiene propiedades que neutralizan el veneno, aplica una rodaja de esta fruta sobre la picadura durante una hora.

Los aceites esenciales de lavanda, eucalipto, menta, árbol de té y clavo alivian la hinchazón y la picazón. Del mismo modo que unos cubitos de hielo envueltos en una servilleta. Otro remedio muy eficaz es hacer una mezcla con una cucharadita de canela en polvo, una cucharadita de miel y dos de agua tibia, que aplicaremos sobre la picadura mientras se masajea suavemente.

Otra picadura bastante común en verano es la de las medusas. Un buen remedio en este caso es aplicar coca-cola ya que los ácidos que ésta contiene ayudan a neutralizar el veneno de la medusa. Es también importante recordar que en caso de picadura de medusa hay que lavarse siempre con agua salada y no dulce ya que ésta última activa las células picadoras. Aplicar vinagre, alcohol o amoníaco puede ser también de ayuda.

Remedios caseros para las picaduras




Close