Search

Rutas en Chulilla

Chulilla y sus rutas, en cualquier época del año.

Chulilla es un municipio de la Comunidad Valenciana, que como su nombre indica… es una chulada. Está a tres cuartos de hora de Valencia, en la comarca de Los Serranos y es ideal para hacer un poco de «naturaleza en familia». Se encuentra inmersa en un enclave natural que os va a permitir realizar distintas rutas.

Combina parajes rocosos, hídricos y boscosos que hacen de Chulilla un paraíso natural. Podéis realizar la ruta de los Puentes colgantes, la del Lago azul, visitar el Castillo y callejear por el pueblo. A nivel deportivo significa hacer rutas sencillas de senderismo, daros un chapuzón en aguas limpias y heladas y practicar la escalada.

 

Rutas en Chulilla: Los puentes colgantes.

La primera ruta en Chulilla que os ofrecemos es la de los puentes colgantes, ideal para adentrarte en el paraje de las Hoces del Turia y disfrutar de esta ruta para todas las edades. Un paisaje que os cautivará. Las vistas sorprenden a todos, caminando siempre con el río a nuestros pies, cruzando puentes, subiendo escaleras y, al final del trayecto… ¡Sorpresa! porque llegaréis a orillas del río y es un escenario fantástico para descansar del trayecto y hasta pegaros un baño.

Entre el Km 2 y el 3 de la carretera de Chulilla a Losa (CV-394), a mano izquierda (si venimos de Chulilla), veréis la señalización: Ecoparque y carretera al pantano. Tomad esta carretera y llegaréis al Ecoparque (donde se puede aparcar en la pequeña explanada que hay junto al mismo, también hay sitio a unos 300 m. más hacia adelante). Es una ruta lineal que se puede hacer con niños a partir de 6 años, incluso más pequeños si los lleváis con mochila.

Para los peques es una ruta muy divertida porque hay bastantes puentes para cruzar durante el trayecto y ellos, y todos en general, os sentiréis como auténticos aventureros. Eso sí, hay que tener mucha precaución con las alturas porque cuando empieza la ruta estáis en la parte alta de la montaña y las paredes son largas (¡e ideales para escalar!) y lo mejor es que los menores vayan siempre acompañados de un adulto. Es recomendable calzado cómodo, repelente para mosquitos y evitar las horas de sol fuerte. Puedes conocer todos los detalles de la ruta aquí.

Rutas Chulilla

Rutas en Chulilla: El Lago Azul

La Ruta al Lago Azul es otra de nuestras propuestas de Rutas en Chulilla, y la que tiene más afluencia de público. Hay dos razones, la primera es que es una de las más bonitas y con más historias que contar, y la segunda es que el camino es muy fácil de recorrer y está bastante bien señalizado con lo que no es fácil perderse.

Existen dos posibles caminos, uno que empezaría en la parte sur del pueblo, el cual es el más recomendable para los que no quieren andar mucho, ya que podéis aparcar cerca del río y ahorraros la subida de vuelta. De todas maneras, la subida no es exagerada.

Este camino nace de una carretera que se encuentra pasando la piscina municipal y antes de llegar al cementerio. Os encontraréis en la parte baja del pueblo conocida como barranquillo. Si seguís un poco más, bajáis casi hasta el nivel del río, el sitio idóneo para aparcar vuestro vehículo. Una vez allí, seguid el camino que se encuentra a la derecha.

El otro camino baja por la cara norte del pueblo hacia el río y empieza desde una calle cercana a la plaza del pueblo que parece que no conduzca a ninguna parte… Parece sorpresa y rápidamente os daréis cuenta de lo bien indicado que está su recorrido. No tiene pérdida ¡Siempre hacia abajo! Y luego, ¡Río arriba!

A medida que te os vais acercando al Lago Azul, veréis cómo se estrecha el cañón por el que fluye el río hasta que de pronto aparece. Depende de la época del año y de las lluvias, puede estar más o menos caudaloso. Es como una playita con arena rodeada de árboles, ideal para hacer un buen pic-nic y jugar. El recorrido de ida tiene una duración de una media hora, la vuelta algo más ya que es de subida. ¡Los peques os pedirán repetir!

Rutas Chulilla

Rutas en Chulilla: El Castillo

La tercera ruta en Chulilla que os proponemos, en vez de bajar y bajar al río, es subir al Castillo. Su origen se remonta a la conquista y las guerras con Castilla, allá en el siglo XIV. La fortaleza sufre reformas importantes que seguirán en los siglos XV y XVI con la utilización de la pólvora, pero sobre todo por su utilización como residencia y más tarde como cárcel de eclesiásticos. En el siglo XIX cumplió unos servicios importantes para la causa carlista, siendo precisamente el asedio del ejército gubernamental que la denomina como castillo de los Ángeles, el que de una forma definitiva iniciaría el proceso de ruina de la fortaleza.

El castillo se sitúa en lo alto del monte que corona el pueblo. El acceso a la fortaleza, parte de sur a norte desde las casas que existen tras la iglesia, existiendo en esta antemuralla una veintena de troneras saeteras. Al comienzo de la balustrada que sirve de camino de acceso al castillo se sitúa una torre albarrana, la segunda y más principal muralla del emplazamiento. El camino ascendiente y enfrenta con la puerta de arco de medio punto de ladrillo en el exterior y arco escarzano de sillería en su interior. Tras ésta, la puerta de madera.

Hacia el norte continúa la muralla, que reforzaría la defensa, y que termina con una torre esquinera a la que se llega por un tramo de muralla que cuenta con troneras en dirección norte. A lo largo de la parte superior de la muralla existe un camino de ronda. Hacia el sur se extiende el lienzo de la muralla, casi en línea recta.

Más Información

Tourist Info Calle de las Eras s/n - 46167 - Chulilla, Valencia