Search

Ventajas del alquiler vacacional

En los últimos años y siguiendo una tendencia que no para de crecer, se ha experimentado un aumento en el número de viajeros que eligen pasar la estancia de sus vacaciones en un apartamento turístico en lugar de en un hotel.

Este nuevo comportamiento difiere mucho del de hace no tantos años, donde la única alternativa para el alojamiento en vacaciones era el hotel convencional.

Pero, ¿por qué el alquiler vacacional se está perfilando como la opción preferida por los turistas? Para averiguarlo, hemos preguntado a Muchosol, portal valenciano de alquiler vacacional, y nos ha trasladado los motivos por los que la mayoría de sus clientes se decantan por esta alternativa. Cabe destacar que en Muchosol solo trabajan con alojamientos registrados, es decir, apartamentos y casas con número de registro turístico y gestionados por agencias profesionales; por lo que no trabajan con particulares.

¿Por qué los turistas se decantan por reservar un apartamento o villa?

Porque se sienten como en casa. Cambiar la rutina en vacaciones pero sin dejar de estar en un lugar acogedor. Tener baño propio, cocina propia, mucho espacio para las pertenencias… ofrece mucha más autonomía al huésped. Realmente el tema del espacio es un punto fuerte a resaltar, porque permite dar cabida a bártulos grandes, por ejemplo a bicicletas.

Porque pueden viajar grupos y familias grandes. Con este tipo de alojamientos, familias y grupos podrán dormir bajo el mismo techo. Por el contrario, las habitaciones de un hotel suelen ser de 3 o 4 personas, como mucho. Una casa se puede reservar para un gran número de personas, pero manteniendo la privacidad de habitaciones separadas.

Porque es más cómodo para las familias con niños. Gracias al espacio y a la cocina, sobre todo. En una casa, los niños disponen de estancias más amplias para jugar y de habitación propia u opción a cuna (para los bebés). Además, preparar biberones y papillas es mucho más práctico en una cocina, así como cocinar platos que gusten a los más peques.

Porque es más fácil ahorrar. Se puede elegir alojamiento según el número de personas y repartir el precio entre todos los huéspedes. Para parejas, es suficiente un coqueto estudio y, para grupos grandes, una villa, por ejemplo. Además, también se nota mucho en el tema de comidas y cenas. Salir a cenar a un restaurante un día puede ser divertido pero, hacerlo durante todas las vacaciones puede suponer un gasto enorme. En un apartamento hay cocina, con sus electrodomésticos y utensilios, por lo que se podrá cocinar fácilmente y preparar sencillas recetas para salir de pic-nic.

Porque se pueden recibir visitas. Alojándose en un chalet o apartamento, los huéspedes pueden invitar a amigos o familiares a cenar en la terraza o a pasar una mañana nadando en la piscina, ya que puede darse el caso de que sus amigos veraneen al lado. Esto en un hotel no suele estar permitido.

Porque pueden elegir un alojamiento a su gustoEn una casa o apartamento de alquiler vacacional se puede elegir muchos extras y variables: que acepten mascotas, que tenga barbacoa, que haya piscina, que disponga de aparcamiento, que tenga jardín o vistas al mar… 

 

Así que… ¿necesitas más razones para decantarte por el alquiler vacacional? 




Close