Search

Viajar en avión con niños

Para los más pequeños, el tiempo a bordo de un avión es casi siempre una aventura emocionante.

Si acudimos a nuestro vuelo en familia bien preparados, los padres también vivirán el viaje más relajados. Para ello debemos tener en cuenta lo siguiente a la hora de viajar en avión con niños :

  • Billete y asiento para niños: Los bebés hasta 2 años precisan billete de vuelo en vigor pero no ocupan asiento, el precio de su billete ronda un 10% del precio habitual. El bebé deberá ir sentado en el regazo del adulto usando un cinturón de seguridad especial. Los niños entre 2 y 11 años viajan en su propio asiento con una tarifa infantil mucho más económica, es importante saber esto si vais a viajar en avión con niños.
  • Documentación necesaria: en viajes nacionales todos los menores de edad deben viajar con su Documento Nacional de Identidad y un permiso firmado ante juez si es que alguno o ambos padres no viajan con el niño. Para viajes internacionales, si el menor viaja con ambos padres deben presentar libro de familia o partida de nacimiento, pasaporte y DNI del niño, a esto se suma la autorización correspondiente en caso de que uno o ambos padres no viajen con él.
  • Carrito o silla de paseo: Se puede llevar en cabina dependiendo de la disponibilidad de espacio en el vuelo. Por lo general se puede ir con el cochecito hasta la puerta del avión y el personal de la aerolínea se encarga de trasladarlo hasta la bodega y de entregarlo en puerta luego de la llegada a destino. Otra opción es facturarlo junto con el resto del equipaje.
  • Comida de bebés y niños: la normativa que prohíbe llevar productos líquidos en el equipaje de mano, a menos que sea en pequeñas cantidades y con un bolsa cerrada, tiene una excepción: la comida del bebé. Quienes viajen con bebés, pueden llevar también leche para bebés, de fórmula o en polvo, zumos o papilla y en los casos que sea necesario, se puede llevar también productos dietéticos, medicamentos (líquido, gel o aerosol), insulina, y otras medicinas necesarias en cantidad suficiente para el viaje. De todas maneras, siempre conviene consultar con la aerolínea previamente.

Si el bebé ya come sólidos, en los vuelos que ofrecen almuerzo y/o cena, hay menús especiales para niños, que también pueden ser una opción.

Para que viajar en avión con niños sea lo más tranquilo posible es recomendable hablar a los niños antes sobre la experiencia que van a vivir y explicarles con detalle cómo será. También es importante intentar reservar los billetes con suficiente antelación para poder sentarse todos los miembros de la familia juntos. Hay que planificar la diversión a bordo, una buena idea es prepararles una ‘bolsa de sorpresas’ con algún juego, pegatinas, cuentos, papel y colores para pintar…Y también será de gran utilidad llevar snacks dulces o salados y alguna bebida dentro de un vaso antivuelco para entretenerles durante el trayecto.

Respetando siempre las normas de seguridad y con estos pequeños consejos seguro que tenéis un muy feliz vuelo. ¡Buen viaje!

 

Viajar en avión con niños

Viajar en avión con niños

Artículos relacionados:




Close