Search

Cuidar la piel de los niños en verano

¿Cómo cuidar la piel de los niños en verano?

Con la llegada del buen tiempo pasamos mucho más tiempo al aire libre, con exposiciones prolongadas al sol… Y el sol cada año parece que queme más. En este artículo queremos compartirte algunas de las recomendaciones básicas que aconsejan los pediatras para proteger y cuidar la piel de los niños en verano.  

  • Es  importante evitar la exposición de los niños (y de los adultos) al sol entre las 12h y las 16h. Son las peores horas porque el sol está perpendicular a la tierra y la radiación es mucho más elevada.
  • Los primeros días con 15-20 minutos de sol es más que suficiente, y poco a poco ir aumentando progresivamente el tiempo.
  • Puedes pensar qué locura, ¿y qué hago el resto del tiempo? Lo ideal es que los niños jueguen a la sombra con ropas claras, cómodas y adecuadas al medio donde se encuentren.
  • También, como tú, que lleven gafas de sol y gorro.
  • Si tu bebé aún no tiene el medio año, aléjale del sol. Su piel es muy sensible y aún no ha desarrollado plenamente su capacidad para segregar melanina.
  • Hasta por lo menos los tres años lo ideal es usar un filtro solar 50+, que proteja de los rayos UVA, UVB e infrarrojos. Si además son resistentes al agua, a los roces, al cloro y la transpiración, mucho mejor.
  • A partir de los tres años y dependiendo de lo clara que sea su piel se puede usar el filtro solar de factor 30.
  • Aplícales la crema media hora antes de la exposición al sol y, a poder ser, cada 2 horas durante el tiempo que estén jugando bajo el sol, independientemente del filtro solar que hayas decidido utilizar.
  • No te confíes de la sombrilla, las nubes o la sombra que hacen los árboles, es mejor que además vayan protegidos con el filtro solar.
  • Hidrata bien a los pequeños y anímales a tomar abundante líquido y frutas. En verano existen unas frutas que contienen mucha más agua que las de invierno, así de inteligente es la naturaleza. La sandía, las uvas, el melón…

 

1098932_57060609