Search

El peso de la mochila y la espalda de los niños

El peso de la mochila escolare a menudo es bastante más de lo que deberían. Entre almuerzo, material escolar, libros, ropa de deporte, bolsa de aseo…los niños llevan un exceso de carga en su espalda que puede ocasionarles problemas leves como molestias, dolores o lumbalgias o incluso otros más serios como desviación de columna.

Para evitarlos queremos proponerte algunos consejos, para que vigiles el peso de la mochila y consigas así no sobrecargar al niño:

-Llevar en la mochila sólo las cosas necesarias para cada día
-Colocar el material más pesado cerca de la espalda y distribuido uniformemente
-Comprar el material escolar que se transporta habitualmente en la mochila lo menos pesado posible (por ejemplo, elegir libretas de tapas blandas)
-La mochila debe colgar de ambos hombros a la altura lumbar
-Que la mochila tenga un tamaño adecuado y proporcionado al tamaño del niño (no más grande que su espalda)
-Que las asas de la mochila sean acolchadas

Hay que destacar también la importancia del ejercicio físico, para fortalecer los músculos de la espalda. Es también primordial que, una vez en clase, se cuide la higiene postural, es decir, que estén bien sentados el tiempo que pasan en el aula y que el mobiliario de la misma sea adecuado a su tamaño.

El uso de mochilas con ruedas puede ser positivo pero también ha suscitado polémica ya que algunos especialistas dicen que las muñecas de los niños no deberían soportar este peso al arrastrarlas o subir escaleras.

En definitiva, no existe la mochila perfecta pero una buena educación postural es clave en el crecimiento del niño. Los padres deben ser perseverantes en corregir malos hábitos en las actividades cotidianas de sus hijos.