Juegos de cartas para niños

Juegos de cartas para niños

Juegos de cartas para niños

Con los juegos de cartas para niños se refuerzan los lazos familiares, el humor, la confianza en si mismo y la sana rivalidad

Las cartas son un juego para niños y para jugar en familia muy beneficioso. Existen muchas ventajas de los juegos de cartas para niños, como ayudar a aumentar la agilidad numérica o la memoria, también se adquieren habilidades como la de seguir unas normas, el saber respetar turnos, o también no menos importante, habilidades como el saber ganar o el saber perder, tan útil en la vida. Además, cuando se juega a las cartas, se refuerzan los lazos familiares, el humor, la confianza en si mismo y la sana rivalidad.

A continuación os dejamos algunas juegos de cartas para niños según edades, ya que los más pequeños no pueden seguir algunos juegos de cartas para más mayores. La mayor parte de los juegos que os dejamos se pueden jugar con la baraja española y/o con la baraja francesa.

1. Los mejores juegos de cartas para niños a partir de 4 años en adelante

Burro

Este es uno de los juegos de cartas para niños más divertido que hay. Para empezar en este juego de cartas para niños, debes elegir tantos números como personas vayáis a jugar. Por ejemplo, si sois 4 personas, podéis coger todos los 1, 2, 3 y 4 de la baraja.  Por tanto siempre tendréis el número de cartas igual al número de cartas por 4, que son los 4 palos.  Se reparten todas las cartas elegidas a cada jugador.

Una vez que tengáis las cartas todas repartidas tenéis que contar en voz alta hasta 3 y pasar  al compañero de la derecha una carta que no os sirve para cumplir el objetivo. Y así sucesivamente hasta que tengáis las 4 cartas iguales, entonces hay que poner la palma en medio de la mesa y gritar BURRO con todas las fuerzas, seguidamente todos tienen que hacer lo mismo, el último que ponga la mano perderá y de castigo se llevará la letra B, de Burro, cuando antes tengas todas las letras, antes pierdes.

Memory

Este juego tradicional ayuda mucho en incrementar la memoria de los más pequeños. Cuanto más juegues más desarrollan su memoria. Además, este juego se puede jugar a cualquier edad. Cuanto más pequeño sea la edad del niño, menos cartas debes poner. Por ejemplo, para niños a partir de 3 años, puedes empezar con 6 cartas y así vas subiendo el número de cartas hasta que la complejidad sea alta.

El objetivo de este juego es hacer parejas. Coloca las cartas boca-abajo y cada jugador levanta dos, si son pareja se las queda, si no las vuelve a dejar en el mismo sitio. Por lo que el niño deberá desarrollar la memoria para saber dónde están las parejas. Gana el que mayor número de cartas tenga al final de la partida.

El Uno

Normalmente este juego se juega con la baraja especial para el Uno. Por lo que ya no sirve la baraja española o francesa. Creo que todas las cosas deberían tener una baraja de Uno en casa. Se juega desde dos jugadores, solo con dos niños ya también es divertido, aunque mejor a partir de tres. Os dejamos el link en el título por si queréis saber cómo se juega.

La Brisca

Un juego de cartas para niños súper tradicional al que se ha jugado toda la vida y sólo hace falta una baraja. Es ideal para que jueguen los abuelos con los niños y desde 2 personas ya se puede jugar. En este juego la carta que más vale  es el As, luego el tres (o brisca) y luego el resto desde arriba, es decir, el 12 es el más alto y así hacia abajo.

Se reparten tres cartas a cada jugador y el resto se queda en un montón boca abajo, levantando una carta.  La carta que se levanta mostrara el palo que más vale o también llamado triunfo. El que empieza tira una carta y su palo es el que todos los demás deben seguir, es decir, si se tiene de ese palo hay que tirarlo y si se puede ganarlo. Si no se tiene del palo, se deberá tirar triunfo, por lo que el que un triunfo aunque sea pequeño ganaría siempre a cualquier otro palo.  El que gana esa partida se lleva las cartas y es el primero para la siguiente ronda. Cuando se terminan las cartas, se vuelve a repartir otras tres hasta terminar la baraja.

El jugador que más cartas tenga al final es el que gana la partida.

El Cinquillo, juego familiar por excelencia

Es un juego de cartas infantiles también muy fácil de jugar. Si juegas con niños pequeños, utiliza una baraja, cuando los niños son más mayores puedes hacerlo más complejo y utilizar dos barajas. Se reparten todas las cartas de una baraja y el objetivo es poner todas las cartas una detrás de otra por números y por palos, de forma que al final quedará una escalera del  1 al 12. Cada turno el  jugador tira una carta siempre y cuando forme una escalera del palo entero. Sólo se puede empezar el palo por el número cinco. Si llegado un momento no puedes tirar, deberás decir paso y continuará el siguiente.

Sorpresa

El objetivo de este juego es quedarte con los menores puntos posible al finalizar el juego.  Cada carta vale su número, excepto el número 10 que vale 0 puntos.  Las cartas de colocan como en la foto, cada jugador deberá tener 4 cartas boca abajo y una encima.  Cada turno puedes coger una carta del montón y cambiarla por una de las 4 que no has visto. Si decides hacerlo, ya no puedes dar marcha atrás, debes cambiarla a pesar del que el número que has cogido sea mayor. Si cuando robas, es un 7, ese número tiene el privilegio de elegir una del montón de tus 4 cartas y viéndola poder cambiarla. La carta de encima no se puede ver hasta el final.

Cuando uno decide que sus puntos son menores que el resto de jugadores, para el juego y dice Sorpresa. A partir de ahí se ven todas y se cuentan, para ver qué jugador tiene el menor número de cartas.

Juego de cartas para sorpresa

La Escoba

Este juego de cartas para niños se recomienda para niños que ya saben sumar. Es muy bueno para incrementar la capacidad numérica. Se juega con la baraja española sin el 8 y el 9. Cada carta tiene el valor que le corresponde excepto la Jota que vale 8, el caballo vale 9 y el rey vale 10. El objetivo es conseguir con una carta qué carta propia más todas las que puedas de la mesa sumar la cantidad de  15.

Se empieza la partida con 4 cartas boca abajo y cada jugador y se reparten tres cartas a cada jugador.  Una vez empieza la partida se ponen las cartas de en medio boca arriba y cada jugador en su turno, deberá ver si con una carta que tiene más alguna o algunas, del montón de en medio, puede sumar 15. Si es así se lleva todas las cartas que sumen 15, y le toca al siguiente jugador que hará lo mismo. Si no puede sumar, deberá dejar una de sus cartas en el montón.

Si el jugador forma 15 con todas las cartas de enmedio, se sumará una escoba. Es decir, si consigue limpiar el tapete contará una escoba.

Juego cartas Escoba

Gana quien tenga más escobas. Se da una Escoba por cada una de estas acciones:

  • Al que tenga mayor número de oros
  • Al que tenga mayor número de cartas
  • Al que tenga mayor número de 7
  • Al que tenga el 7 de oros, ya en si es una escoba

Al despuyat

En este juego de cartas para niños y adultos es muy sencillito, por lo que los pequeños se lo pasarán en grande.  Se reparten todas las cartas de la baraja por igual a cada jugador. Cada uno la pone en un montón boca abajo sin verlas. Cada uno saca una carta en el tapete el que saque la carta con el número más grande es el que gana y se lleva las cartas  de los otros jugadores. El objetivo es tener mayor número de cartas al terminar la partida. En este juego el 1 es el que más vale.

2. Los mejores juegos de cartas para niños a partir de 9 años en adelante

La Pocha o al Bazas, juego de cartas para jugar en familia

De los juegos que más me he reido jugando en familia. Se reparten la primera partida una carta a cada jugador, la siguiente dos, y así sucesivamente hasta terminar la baraja. Antes de jugar se debe adivinar el número de bazas que te vas a hacer. Si al final de la partida aciertas, te llevas 10 puntos por acertar y 5 puntos por cada una de las bazas que te has hecho. Pero por si por el contrario no aciertas, pierdes 10 puntos por fallar, más 5 por baza que no has acertado. La primera ronda, con una carta cada uno, está prohibido ver tu carta, sólo se puede ver la de los compañeros. Por lo que se llama el Indio. Te pones la carta en la frente para que la vean todos menos tú. ¡Probarlo y veréis todo sale al revés!

El continental

En este juego de cartas para niños hay un reto distinto cada partida. Empieza de más fácil a más difícil. Se debe  conseguir por este orden los siguientes retos:

  1. 2 trios
  2. un trio y una escalera
  3. Dos escaleras
  4. Dos tríos y una escalera
  5. dos escaleras y un trio
  6. tres escaleras

Las escaleras siempre son del mismo color y con 4 cartas con mínimo, mientras que los tríos son del mismo número y al menos 3 cartas. Se debe jugar con al menos dos barajas.

Juego cartas continental

Las jugadores cada partida pueden robar o coger las que le viene del compañero de la izquierda. Si cogen alguna de otro compañero, como no es su turno deberían robar con castigo. Teniendo siempre prioridad la persona más cercana por turno al que tira la carta.

Una vez consigues el objetivo te puedes bajar y puedes tirar las cartas que tienes en las manos a otros jugadores que también se hayan bajado.

El que consigue quedarse sin cartas gana. El resto deberá contar los puntos que tiene en su mano que se anotarán en su cuenta, el que gana se lleva la suma de los puntos de sus compañeros y se le aplica con signo negativo. Ojo que ¡los comodines valen 50 puntos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

TE RECOMENDAMOS

Julio Verne

Julio Verne School

Julio Verne School ofrece una formación basada en valores y enmarcada en una escuela activa que promociona la actividad física, los proyectos solidarios, los medioambientales y un estilo de vida saludable.