Search

Juegos infantiles para viajes largos

En época de vacaciones, a menudo se nos presentan desplazamientos de varias horas, en coche o cualquier otro medio de transporte, que se hacen aburridos para los más pequeños. Los niños no entienden los largos tiempos de espera y es frecuente escucharles en el asiento trasero preguntar constantemente: ¿Ya llegamos? ¿Cuánto falta?… Si quieres evitar que tu viaje sea pesado juega con ellos, con estas propuestas que seguro les mantendrán distraídos.

Veo, veo
El clásico juego que siempre nos saca de un apuro. “Veo, veo, qué ves, una cosita, y que cosita es, empieza por la…” Les mantiene entretenidos durante el trayecto observando lo que hay alrededor y hace que su vocabulario se enriquezca.

¿Quién soy?
Este juego consiste en descubrir quién es el personaje, que debe ser conocido por el niño, ya sea un familiar, un amigo o un personaje de la tele. El niño debe hacerte preguntas como si fueras tú el personaje, para de esta manera adivinarlo.

El juego de los puntos
Es un juego al revés, ¡gana quien menos puntos tenga! Con penalizaciones del tipo: el que diga “¿cuánto falta?” pierde 100 puntos; el que diga: “me aburro” tiene 50 puntos menos; el que diga tres veces “mamá” pierde 150…

De observación
– Buscar el tesoro: se elige un elemento, animal, o señal de tráfico que podamos encontrar de camino. Ese será el tesoro, y el que primero lo encuentre gana y elige cuál será el siguiente tesoro.
– En las nubes: si el cielo está algo cubierto, podéis aprovechar para fomentar la creatividad del niño y buscar formas en las nubes. A ver quién encuentra más.

Frase loca
Un juego muy simple, pero que les encanta. Uno empieza diciendo una palabra, por ejemplo “Cuando” a lo que el siguiente dice “Cuando mamá”, y el siguiente “Cuando mamá baila”. El objetivo es crear una frase “loca”, con significado gracioso, y a la vez recordar todas las palabras que se han dicho anteriormente.

Con matrículas
Hay infinidad de juegos que podéis hacer mirando las matrículas de otros coches, como buscar palabras que empiecen con la primera letra de la matrícula, o formadas con las letras de las matrículas.

Palabras encadenadas
Según la edad del niño se pondrá mayor o menor dificultad. Consiste en que se tiene que ir diciendo palabras por turno que empiecen por la letra (o sonido, sílaba) de la última letra del jugador anterior. Cuchara – Ramón – monte – teléfono…

Simón de palabras
El primer jugador dice una palabra, el siguiente repite su palabra y le añade otra, así sucesivamente. Tendrán que ir recordando cada vez una palabra más de la lista. Pierde el primero que se equivoque y se olvide alguna palabra.